Historia

  Los Inicios: 1980 a 1982
   

Gabriel Oviedo Flórez (Q.E.P.D)
En junio de 1980 el Psicólogo y Educador santandereano Gabriel Oviedo Flórez (Q.E.P.D), y la psicopedagoga tolimense Nelly Lugo Galindo, adquirieron una casa ubicada en la calle 30 No. 30-14 del barrio la Aurora con el fin de adecuarla y dar inicio a un colegio donde se brindaría una educación integral que favoreciera el desarrollo armónico de los estudiantes.

En el año 1981, se dio inicio a las labores académicas del Colegio con un grupo de 85 estudiantes del nivel preescolar, bajo la dirección de Nelly Lugo Galindo.

En el año 1982, se amplió el servicio a nivel de Básica Primaria con la organización y creación de los grados primero y segundo. Así se realizaron los trámites ante la Secretaría de Educación hasta completar el nivel de educación Básica Primaria. 

Nelly Lugo Galindo
         
     

En el año 1985 inicia el colegio su funcionamiento en la nueva sede ubicada en la carrera 25 No. 31-94 (sitio en el cual funciona actualmente). 

   
     
  Los años 90
   
En el año 1991 falleció su cofundador el Dr. Gabriel Oviedo Flórez, quién aportó sus ideas, dedicación y amor en beneficio de una causa que para él fue importante en su vida: la Educación Humanista. A partir del año 1997 viendo la necesidad de continuar con el nivel de Educación Básica Secundaria se da inicio al grado sexto. 
   

   
  El Nuevo Siglo: año 2000 hasta hoy
   
En el año 2001 el colegio cumplió 20 años de labores ininterrumpidas educando con la convicción de que el enfoque humanista promueve el desarrollo integral del estudiante. En el año 2002 celebramos los 100 años del natalicio de Carl Rogers (1902-2002) y con gran satisfacción entregamos a la sociedad santandereana la primera promoción de bachilleres con énfasis en humanidades. Buscando la mejora continua de nuestro servicio, en el año 2008 el colegio obtiene la certificación de calidad, bajo la norma ISO 9000:2000. En este mismo año la estudiante KAREN ANDREA GARCÍA RUEDA obtuvo la distinción ANDRES BELLO en BIOLOGÍA. Evidenciándose una vez más la excelente prestación del servicio educativo brindado por nuestra institución. A partir del año 2010 la institución amplió su cobertura a los grados de: Caminadores y Párvulos, quienes iniciaron su proceso en la sede maternal de la calle 30 N° 30-14 lugares donde se dio el inicio al gran sueño de Nuestro COLEGIO PSICOPEDAGÓGICO CARL ROGERS. Respondiendo a las necesidades de las familias.
     
Rogeriana se amplía el servicio educativo para asesoría de tareas y comedores, y una vez más en la trayectoria de la institución se obtiene la distinción ANDRES BELLO, este año en FÍSICA a través de otro estudiante, SEBASTIAN ELBERTO CARRILLO QUINTERO, quien al igual que la galardonada en 2008 realizaron ininterrumpidamente todos sus estudios desde el nivel preescolar hasta undécimo en nuestras institución. De igual manera en el año 2011 se adecuan más espacios tendientes a mejorar y ampliar la cobertura de los educandos de prescolar. A finales del año 2012 y con el propósito de generar mayores espacios en la institución que fomenten más activamente los proyectos y programas institucionales, se construye el espacio denominado “AGORARTE” dotándose al colegio de una moderna sala de lectura, cómputo y patio de esparcimiento. En el año 2013 el colegio Psicopedagógico Carl Rogers inaugura una nueva sede ampliando nuestra cobertura para los grados de pre-escolar y realiza reformas locativas en la sede principal. 12 13 Iniciando el 2014, se construye la cancha sintética y se adecuan los espacios de educación física mejorándose todas las zonas destinadas a las actividades lúdicas y deportivas. Finalizando el 2015 se reforman significativamente las áreas destinadas para las labores administrativas, psicológicas y directivas mejorándose la mayoría de salones y espacios ubicados en la sede principal de la institución. Continuando con la formación integral de los jóvenes, tendremos una nueva promoción de bachilleres representada por un grupo de estudiantes con grandes capacidades cognitivas, afectivas y de liderazgo que contribuirán a consolidar una sociedad más humana, crítica e investigativa.